jueves, 11 de marzo de 2010

Paul Verlaine: Lujurias



Luxures

Chair ! ô seul fruit mordu des vergers d’ici-bas,
Fruit amer et sucré qui jutes aux dents seules
Des affamés du seul amour, bouches ou gueules,
Et bon dessert de forts et leurs joyeux repas,

Amour ! le seul émoi de ceux que n’émeut pas
L’horreur de vivre, Amour qui presse sous tes meules
Les scrupules des libertins et des bégueules
Pour le pain des damnés qu’élisent les sabbats,

Amour, tu m’apparais aussi comme un beau pâtre
Dont rêve la fileuse assise auprès de l’âtre
Les soirs d’hiver dans la chaleur d’un sarment clair,

Et la fileuse c’est la Chair, et l’heure tinte
Où le rêve étreindra la rêveuse –heure sainte
Ou non ! qu’importe à votre extase, Amour et Chair ?


PAUL VERLAINE


Lujurias

Carne, único fruto de los vergeles de aquí abajo
Que mordemos, fruto agridulce que rezuma en los dientes
De quienes sólo tienen hambre de amor, bocas u hocicos,
Y postre bueno para el festín gozoso de los fuertes.

Amor, estremecimiento de aquellos a los que el horror
De vivir no estremece, Amor que en tus molinos mueles
A un tiempo los escrúpulos del libertino y la devota
Para el pan de los condenados que el sabat ha elegido.

Amor, también te veo como un pastor apuesto
Con el que sueña la hilandera junto al fuego sentada
En las noches de invierno, al calor de un sarmiento.

Y la hilandera es la Carne, y la hora suena
En que el sueño abrazará a la soñadora —hora santa
O no, ¿mas a vuestro éxtasis qué le importa, Amor y Carne?


Traducción de Miguel Ángel Frontán

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.